Las canalizaciones de PVC son fáciles de instalar y de mantener

Los sistemas de tuberías de PVC son ligeros pero fuertes. Esto hace que sean de fácil manejo en obra durante su instalación, pero largamente duraderos en su uso. Las tuberías de PVC se transportan fácilmente – es posible transportar en un único camión 8 veces más tuberías de saneamiento de PVC que de hormigón, así que llevar tuberías de PVC a la obra tiene un menor impacto medioambiental. La ligereza de las tuberías de PVC hace que sean de fácil manejo; para pequeños diámetros no se necesitan grúas en obra. Sus sistemas de unión de enchufe-campana o encolado son otra característica que los hace fácilmente instalables. Una vez instalados, requieren un mínimo mantenimiento y cuidado.