¿Por qué tuberías en PVC?

Los sistemas de tuberías de PVC llevan usándose desde hace más de 70 años y los informes muestran que el material tienen unas propiedades muy duraderas. Son fáciles de instalar, fuertes y duraderas y, cuando eventualmente alcanzan el final de su vida útil, pueden ser recicladas en nuevas tuberías de PVC. Como resultado, los sistemas de tuberías de PVC son muy rentables.

Hasta finales de los 90 los estabilizantes térmicos con base sales de Plomo han sido ampliamente utilizados en la fabricación de tuberías de PVC. Estas sales son tóxicas, pero una vez incorporadas en la tubería o accesorio final, quedan ocluidas dentro de la matriz y no migran al exterior. Si embargo, en Europa, el uso de estas sales ha sido en gran medida reemplazado por otros tipos de estabilizantes térmicos, por lo que se elimina la exposición de los trabajadores que producen estas sales de Plomo. Esta sustitución ha sido iniciada dentro del marco del Compromiso Voluntario de la Industria Europea del PVC, Vinyl 2010, un programa a 10 años para acercar a la industria a una mayor sostenibilidad, y que ahora continua como VinylPlus. Los productores de estabilizantes de Plomo se comprometieron a reemplazar los estabilizantes basados en Plomo para finales de 2015 en la UE.