VERDADES SOBRE

Los sistemas de tuberías de PVC muestran un buen balance entre rigidez y flexibilidad
Debido a su flexibilidad las conducciones de PVC pueden adaptarse a pequeños movimientos de tierra y fuerzas sísmicas. Esto significa que no se romperán ni se producirán fugas en servicio.

Los sistemas de tuberías de PVC son muy ligeros pero fuertes
Esto las hace de fácil manejo en obra durante la instalación, pero muy duraderas en el uso.

Los sistemas de tuberías de PVC se transportan fácilmente
Es posible transportar en un único camión 8 veces más tuberías de PVC de saneamiento que de hormigón, por lo que llevar tuberías de PVC a la obra tiene un menor impacto medioambiental.

Los sistemas de tuberías de PVC se instalan fácilmente
La ligereza de los tubos de PVC hace que se instalen fácilmente; para tuberías de pequeño diámetro no se necesitan grúas en obra.

Los sistemas de tuberías de PVC pueden durar hasta 100 años sin perder sus propiedades
Estudios independientes sobre tuberías de PVC extraídas después de 60 años en servicio han mostrado que sus principales propiedades mecánicas y físicas son tan buenas como si fueran nuevas; en base a estos resultados y a otros públicamente disponibles se pueden predecir unos tiempos de vida en servicio de 100 años o más.

Los sistemas de tuberías de PVC ofrecen una inigualable rentabilidad
Excelente ratio coste-prestaciones como resultado de aspectos relevantes como producción optimizada, bajos costes de transporte, durabilidad a largo plazo y excelente comportamiento en su ciclo de vida.

Las tuberías de PVC pueden ser utilizadas para numerosas aplicaciones
Éstas incluyen el suministro de agua potable segura, la eliminación de las aguas residuales, la recogida de agua de lluvia, el drenaje enterrado y la protección de cables eléctricos.

Los sistemas de tuberías de PVC son respetuosos con el medioambiente
El impacto medioambiental de la fabricación de un producto puede ser evaluada utilizando el Análisis del Ciclo de Vida  (ACV o LCA). Los estudios del LCA de tuberías de PVC utilizadas en el suministro de agua potable y en la eliminación de las aguas residuales han demostrado que los sistemas de PVC tienen un menor impacto medioambiental que los sistemas no-plásticos utilizados para la misma finalidad.

Los sistemas de tuberías de PVC pueden ser reciclados
El PVC es un material termoplástico que puede ser molido y reprocesado para producir nuevos productos de PVC; a diferencia de otros materiales no-metálicos que sólo pueden machacarse para reutilizarlos como escombro. En 2012, en Europa, el reciclado de PVC alcanzó más de 360.000 toneladas al año, evitando el envío de ese material a vertedero. Para una información más detallada sobre el reciclado de PVC, visite VinylPlus.

Los sistemas de tuberías de PVC son una herramienta ideal para el diseño y construcción
Los sistemas de tuberías plásticas disponibles van desde diámetro 100mm hasta 1.200mm, haciendo posible su utilización en casi cualquier proyecto de construcción. Los tubos y accesorios están normalizados por lo que los sistemas de tuberías de diferentes fabricantes pueden ser intercambiados, garantizando la estanqueidad de las juntas cuando se utilizan productos suministrados por diferentes fabricantes.

Los sistemas de tuberías de PVC todavía sufren una reputación injustificada
Los sistemas de tuberías de PVC están siendo expuestas a las mismas críticas que se le han hecho a la industria del PVC en su conjunto en durante años – que son tóxicas, que dañan al medioambiente y que no debieran ser utilizadas. Como muchos otros materiales, la fabricación del PVC conlleva la utilización de sustancias químicas potencialmente peligrosas, cuyos métodos de fabricación están estrechamente regulados. En el caso del PVC, las sustancias químicas potencialmente peligrosas se convierten en sustancias no-dañinas (p.ej. el Cloro se convierte en PVC) o se liberan de modo controlado y seguro como parte del proceso de fabricación. En cualquier caso, no quedan sustancias químicas peligrosas en el polvo de PVC que es utilizado para producir sistemas de tuberías de PVC. Hoy en día, el PVC es probablemente el plástico/polímero más investigado en el mundo. Guías extremadamente estrictas rigen la fabricación del PVC y la exposición de los trabajadores. Un gran volumen de investigaciones y más de 50 años de experiencia apoyan el hecho de que el PVC puede usarse con seguridad incluso en las aplicaciones más sensibles (como dispositivos médicos o agua potable). El PVC es uno de los polímeros más reciclables, pero que, si así se requiere, puede ser desechado de forma segura..

Las tuberías de PVC requieren de un bajo mantenimiento
Los tubos de PVC tienen un superficie interna lisa, ofreciendo unas excelentes características hidráulicas. No sufren corrosión en atmósferas salinas o de alta humedad y tienen una alta resistencia química interna a fluidos agresivos y externa a terrenos ácidos, básicos o contaminados. Esto supone que  no se producen sedimentos u obturaciones y por lo tanto requieren menor mantenimiento a lo largo de su larga vida de servicio..

Calidad de las tuberías de PVC, prestaciones y consistencia inigualables
Las tuberías de PVC deben cumplir estrictas normas de calidad, como son las normas EN 1401, EN 1329 y EN 1452 y además suelen estar sujetas a procedimientos de evaluación de la calidad por terceros. Juntos aseguran que las tuberías de PVC son de un extremadamente alto nivel de calidad de prestaciones y consistencia que garantiza una larga vida útil de los tubos correctamente instalados y puestos en servicio.Ver la sección de Normas de nuestra web para conocer el listado de normas EN e ISO más relevantes.