MITOS SOBRE

Los tubos de PVC son tóxicos
Esta afirmación generalmente proviene de la creencia de que el PVC es tóxico por si mismo. Esto no es verdad, la resina de PVC es inerte e inocua. Otros componentes de las tuberías de PVC como las cargas (generalmente provenientes de la cal) son también inerte e inocuos. En el pasado, se han utilizado en la fabricación de tuberías de PVC estabilizantes térmicos basados en sales de Plomo y aunque estas sales son tóxicas, una vez incorporadas en el tubo final o accesorio, quedan bloqueadas dentro de la matriz y no migran al exterior. Estos estabilizantes con base Plomo están siendo eliminados gradualmente y reemplazados por estabilizantes con base Calcio. Para más información visite
VinylPlus.

Las tuberías de PVC son una carga para el medioambiente
El PVC está hecho de hasta un 57% de Cloro y un 43% de átomos de Carbono e Hidrógeno; el Carbono e Hidrógeno proceden del gas y petróleo natural, mientras que el Cloro proviene de la sal común que está abundantemente disponible en la corteza terrestre y en nuestros mares. Así que producir PVC consume menos nuestras fuentes fósiles que cualquier otro termoplástico. Diversos estudios han demostrado que producir PVC y convertirlo en tubos tiene un menor o igual impacto medioambiental que la fabricación de tubos de otros materiales, como el gres, el hormigón o el metal. Además, una vez instaladas, las tuberías de PVC no necesitarán en absoluto mantenimiento, ni se corroerán, lo que garantiza la recuperación y protección del medioambiente durante décadas. El Cloro es un co-producto de la producción del Hidróxido sódico, que se utiliza para la fabricación de productos como jabones y detergentes, papel, aluminio y textiles. El Cloro por si mismo se utiliza en la producción de fármacos y se usa en hacer segura nuestro agua potable. Cuando el cloro está incluido en la molécula de PVC, es muy estable y da al PVC excelentes propiedades como el retardo al fuego y la resistencia al crecimiento bacteriano.

Las tuberías de PVC no pueden reciclarse
Las tuberías de PVC pueden ser y son recicladas. En la actualidad las cantidades son pequeñas (~ 60.000 toneladas en 2011) porque la mayoría de las tuberías están todavía en servicio, enterradas. La tecnología para el reciclado de las tuberías de PVC existe y se está utilizando.

Los sistemas de tuberías de PVC rompen bajo presión
Las tuberías de PVC no se romperán bajo presión siempre y cuando hayan sido fabricadas, instaladas y puestas en servicio siguiendo las recomendaciones de los fabricantes (y cualquier norma europea que aplique) y no estén sujetas a presiones y cargas que excedan su timbraje (clasificación de prestaciones). Como en el caso de tubos fabricados de otros materiales, los tubos de PVC se romperán si están mal utilizados o se abusa de sus prestaciones. Ver la sección Normas.

Los sistemas de tuberías de PVC son caros
Los procesos para fabricar resina de PVC y convertirla en sistemas de tuberías de PVC han sido desarrollados y perfeccionados durante los últimos 70 años así que los productos utilizados tanto enterrados como aéreos, son muy competitivos en precio, en la mayoría de las aplicaciones de tuberías. Si fueran “caros”, p.ej. no rentables, no mantendrían su posición actual en el mercado de las tuberías.

Los sistemas de tuberías de PVC nunca han cambiado durante las últimas décadas
Las primeras tuberías de PVC salieron al mercado hace más de 70 años, y desde entonces han habido numerosas innovaciones en su diseño y procesos de fabricación desde entonces. Un ejemplo de la innovación en el diseño incluye las tuberías de saneamiento nervadas, corrugadas o espumadas, las cuales ahorran hasta un 40% de uso de material. Otros ejemplos incluyen las tuberías de PVC a presión con modificadores de impacto u orientadas, que permiten que los tubos de PVC compitan exitosamente en el mercado de las conducciones de agua. Estas innovaciones han resultado en una mejora del comportamiento ambiental, porque se utilizan menos recursos de la Madre Tierra para llegar a la misma solución y al mismo tiempo se mejoran las propiedades. Las innovaciones continúan en la producción y métodos de instalación que permitirán a las tuberías ser instaladas sin necesidad de excavar zanja, reduciendo adicionalmente el impacto medioambiental de las tuberías de PVC.

Los sistemas de tuberías de PVC se desintegran bajo las condiciones meteorológicas
Siempre y cuando hayan sido diseñados para su utilización a la intemperie, los tubos y accesorios de PVC soportarán la exposición a los elementos meteorológicos durante muchos años. Diversos estudios han demostrado que los canalones de aguas pluviales no están esencialmente afectados después de 25 años de servicio. Es verdad que puede darse cierta decoloración sobre la superficie después de un cierto número de años en servicio, pero sólo afecta a una capa de espesor menor que una décima de milímetro. Por debajo de ella el material mantiene su estructura y propiedades originales. Comparado con otros plásticos, el PVC tiene una resistencia a la intemperie sobresaliente.

Los sistemas de tuberías de PVC se producen a través de procesos químicos dañinos para el medioambiente
Como otros materiales, la producción de PVC implica el uso de sustancias químicas potencialmente peligrosas. Dichos métodos de producción están estrechamente regulados. Actualmente, el PVC es probablemente el plástico/polímero más investigado en el mundo. Guías extremadamente estrictas rigen la fabricación del PVC y la exposición de los trabajadores. Diversos estudios han demostrado que producir PVC y convertirlo en tubería tiene un impacto medioambiental menor o igual que la producción de tuberías de otros materiales, como de gres, hormigón o metal.

Los sistemas de tuberías de PVC aumentan la montaña global de residuos
Los procesos de fabricación de los sistemas de tuberías de PVC han sido desarrollados a lo largo de años, por lo que actualmente son muy eficientes. Los buenos fabricantes alcanzan de forma rutinaria eficiencias de los materiales de más del 98%. Una vez instalados, los sistemas de tuberías de PVC permanecerán en servicio de 50 a 100 años y quizás incluso más tiempo. Al final de su vida útil pueden ser recuperados y reciclados en nuevos tubos de PVC. Así que su contribución a la “montaña global de residuos” es minúscula, especialmente cuando se compara con productos de vida corta, como el embalaje.

Los sistemas de tuberías de PVC permanecerán en el ecosistema para siempre
La gran durabilidad y larga vida de servicio de los tubos y accesorios de PVC garantizan que estarán en “el ecosistema” durante mucho tiempo. Pero durante ese tiempo estarán ejerciendo el trabajo para el cual han sido diseñados; no dañando el ecosistema como sugiere la afirmación anterior.  

Los sistemas de tuberías de PVC se inventaron simplemente porque sí, no por sus beneficios
Las tuberías de PVC fueron desarrolladas para sustituir a otros productos, como las tuberías de celulosa impregnada con brea que tenían una vida útil muy corta, o a las que se rompen durante su utilización debido a movimientos de tierra – como las tuberías de gres. Las tuberías de PVC fueron desarrolladas para servir en múltiples aplicaciones y a pesar de la fuerte competencia de tuberías de otros materiales, han tenido éxito porque su utilización ha supuesto una mejora de las prestaciones. Así que no las utilizamos sólo porque podemos.